Gimeno Sacristán Educar desde la interculturalidad. Exigencias curriculares para el diálogo entre culturas


Debemos de plantearnos una educación más democrática, no solo para el caso de España que es el que trata la lectura, sino en los diversos países de nuestra América Latina que es un área cultural tan diversa, donde convergen diferentes culturas, que tienen tantas diferencias entre sí, pero que con el valor del respecto pueden plantearse metas comunes que le permitan llevar por el mejor camino la educación de nuestros pueblos. Específicamente en el caso de Costa Rica observamos una gran diversidad, debido a que encontramos personas de diferentes partes del mundo donde podemos observar en una mayoría a inmigrantes nicaragüenses y colombianos que buscan nuestro país debido a que en este lugar encuentran condiciones más idóneas para vivir, que no encontraron en sus países de origen, en muchas ocasiones dentro de nuestro sistema educativo encontramos xenofobia en las aulas de nuestras escuelas y colegios, pero debemos de evitar estas prácticas a toda costa debido a que estas acciones son nocivas dentro de cualquier democracia participativa que intente incluir las opiniones y pensamientos de los diversos actores sociales que se relacionan dentro de una sociedad.
En estos contextos encontramos a personas que forman una gran sociedad en las cuales existen diversas culturas que tienen que organizarse de la manera más correcta para buscar la justicia común que es tan importante para todos los ciudadanos, independientemente de la cultura a la cual pertenezcan.
Unos de los espacios más importantes que permite el cruce de culturas dentro de cualquier contexto, es el espacio educativo, por lo tanto este espacio es tierra fértil donde podemos inculcar valores humanos relevantes que permitan una convivencia armoniosa dentro de la que reinen valores como la tolerancia, el respeto y la dignidad que permita una sociedad más inclusiva donde todos juguemos un rol relevante en una democracia que sea cada vez más participativa y que integre a grupos sociales que por diversas razonas fueron siempre excluidas y alejadas de una democracia real. Dentro de esta supuesta superioridad de ciertas culturas sobre otras, durante una gran parte de la historia de la humanidad se ha tenido la falsa idea de que las sociedades occidentales han estado por encima de otras sociedades del mundo y está supuesta superioridad no es nueva sino que es un problema que se ha arrastrado a lo largo del tiempo debido a la tradición imperialista de ciertas sociedades europeas que se han sentido en superioridad de condiciones respeto a otras culturas.
En el tema de los procesos educativos se debe de llegar a la interculturalidad al currículum, donde se incluyan a todas las personas incluidas dentro del ámbito educativo y donde se traten de evitar las diferencias a nivel mental, todo esto dentro de un clima de dignidad, respeto y tolerancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada